4 mar. 2017

Baradel, el preceptor de Lanús que ganó poder y que ahora define si los chicos tienen clases

Aunque en un momento su sueño fue ser biólogo marino, Roberto Baradel es hoy la figura más fuerte del sindicalismo docente bonaerense. A los 49 años, integra el Frente Gremial Docente que tiene en sus manos la fuerza para decidir o frenar el comienzo de clases para 4,3 millones de chicos en la provincia de Buenos Aires, donde se concentra casi el 40% de la matrícula de todo el país. Abogado, docente y secretario general del Suteba, uno de los principales gremios del distrito bonaerense, trabajó como preceptor en escuelas de Lanús y Lomas de Zamora, donde hace 25 años dio sus primeros pasos en la carrera sindical. Aliado de Hugo Yasky, a quien sucedió en el Suteba en 2004, está alineado con la CTA de los Trabajadores y se identifica hoy con las expresiones más puras del kirchnerismo. Tiene sobre sus espaldas haber impulsado durante la última década más de 110 días de paro -más de la mitad de un año lectivo- en las escuelas bonaerenses. Con proyección nacional e influencia en la Ctera, Baradel cobró especial notoriedad en la última semana: además de personificar el reclamo salarial docente, denunció a Mauricio Macri en los tribunales de Comodoro Py, luego de que el mandatario lo mencionara con ironía en su mensaje ante la Asamblea Legislativa, al señalar: "No creo que Baradel necesite que lo cuiden", sin hacer referencia a las amenazas que recibió el dirigente gremial, Aunque la pregunta sobre su formación académica le moleste, Baradel insiste en que es docente. Para demostrarlo, publicó ayer en su twitter un certificado del Instituto de Formación Docente N°49, de Brandsen. Según confirmó la directora del establecimiento, María Inés Molteni, Baradel se recibió en el año 2001. En el título aparece una fecha de 2014, porque se trata de un duplicado, según explicó. Terminó con un promedio de 9,47. El titular del Suteba -a quien muchos llaman por su apodo, "Roby"- afirma que trabajó en la escuela N°22 de Villa Urbana y en la Escuela Media N° 1 de Lanús. "Baradel formó parte de la planta docente y cumplía funciones de preceptor. Según figura en la planilla, lo hace desde 1990. Ahora está en uso de licencia gremial", confirmó Olga Sandoval, directora de la Escuela Secundaria N° 1, ex Media N° 1 de Lanús. "Era un preceptor muy querido, muy dedicado", dijo Carla Ciavaglia, directora de la Escuela Media N°22 de Villa Urbana cuando Baradel trabajaba allí.
El titular de Suteba había cursado el secundario en el Colegio Nacional Luis Piedra Buena, de Lanús, entre 1980 y 1984, y se recibió de bachiller pedagógico, lo que lo habilitaba para ser preceptor. Tras anotarse para seguir la carrera de Biología en la Universidad de Buenos Aires, comenzó a trabajar como encargado de los depósitos de útiles en la Escuela Media N °22 de Villa Urbana, y luego ingresó como preceptor allí y en la Escuela Media N° 1 de Lanús.
En 1991 comenzó a trabajar en la Secretaría de Prensa del Suteba de Lanús y tres años pasó a conducir la seccional. Sobre fines del gobierno de Carlos Menem, fue uno de los dirigentes sindicales que ayunaron en la Carpa Blanca, levantada por la Ctera en reclamo de una ley de financiamiento educativo. Su activa participación en la protesta docente le permitió llegar al consejo directivo del Suteba, como secretario de la rama privada, donde desplegó sus conocimientos de abogado, título que obtuvo en 1995 en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.Entre 2000 y 2003 ejerció como secretario de la organización gremial y al año siguiente asumió al frente del gremio provincial, pese a que algunos distritos claves, como La Matanza, están en manos de sus rivales internos, identificados con organizaciones de izquierda. El gobierno de María Eugenia Vidal asegura que su lucha no está movilizada por su pertenencia sindical sino por su militancia política. Incluso, lo ubican dentro del partido Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella, lo que Baradel atribuye a un intento del gobierno por restarle legitimación
Publicar un comentario